08 enero 2006

Capasidad de asombro


Muchas veces nos asombramos, esto cuando nos ocurre algo extraordinario, vemos algo nuevo, nos enteramos de cosas espectaculares quedamos asombrados, pero este asombro cada vez va desapareciendo, pues al pasar los años nos creemos “grandes” y ya conocemos todo y las cosas ya no tienen porque asombrarnos.

Cuando éramos niños, cualquier cosas nos despertaba curiosidad y a cada instante preguntábamos ¿por que esto?, ¿por qué aquello? Y claro nos respondían, pero nuevamente preguntábamos ¿por que?. Esto es el asombro, el preguntarnos por las cosas que nos rodean, y cuando uno es niño conoce muy poco y por eso todo es nuevo y cada cosa, por cotidiana que sea nos asombra, pero claro llega el momento en que la “sociedad” nos impone paradigmas, casi como dogmas que dicen “ya eres grande” eres adulto y no puedes hacer esas cosas, tienes que hacer cosas de adultos”, pero ¿por qué perder la capacidad de asombro? Si somos hombres y mujeres que debemos estar siempre en búsqueda, esa búsqueda de la verdad, que nos motiva a preguntarnos por todo y así no caer en la monotonía de la vida.

En muchas ocasiones decimos “me da lo mismo” y realmente nada debería darnos lo mismo, pues todo es único, todo es tan sorprendente que podríamos vivir asombrados de cada cosa que se mueve a nuestro alrededor, como en nosotros.

Si ahora lees esto quizás no te sorprenda, pero solo hacerte una pregunta ¿cómo veo?, ¿qué me hace leer?, es fácil responder a esta interrogante, pues leo porque tengo ojos, claro si la respuesta es correcta, pero ¿te la lo mismo tener ojos? Y ¿por qué tienes ojos?, ¿es producto de mera casualidad? o es ¿causalidad?

Ahora les cuento algo que me paso hace un par de días, relacionado a esto del asombro, me encontraba leyendo una novela llamada “El mundo de Sofía” y bueno hay aparece en los últimos capítulos algo relacionado con el universo, con las distancias entre una estrella y otra, de una galaxia de otra, y claro es sabido por todos que para medir las distancias tan grandes se utiliza la medida en años luz, y esta es la cantidad de kilómetros que recorre la luz en un año. Esto es sabido por todos nosotros, además sabemos que la estrella mas cercana que esta a la tierra es el sol, el cual esta a 149.675.000 Km. Y la luz se demora 8 minutos en llegar a nuestro planeta, esto quiere decir que esta luz que estamos utilizando ahora salió hace 8 minutos del sol, (entonces vemos el pasado del sol), todo esto quizás no nos produce nada, pues estamos acostumbrados a estudiar desde niños esto y es tan normal, pero hay más. A la velocidad de la luz tardaríamos 30.000 millones de años para ir de un extremo a otro del universo. Y bueno si en alguna galaxia que este a unos 4.500 millones de años luz, justo en este mismo instante en que estas leyendo esto hay un ser con vida y que sea inteligente y muy evolucionado y este mirando hacia la tierra con un potente telescopio estaría viendo el origen de nuestro planeta. Esto si que es asombroso, o ¿no?. El esta viendo el pasado, y nosotros cuando en las noches vemos las estrellas hacemos lo mismo vemos la luz que salió hace miles, millones de años, y recién ahora la vemos.

Pero eso es mucho hay que bajar un poco y asombrarnos por las cosas cotidianas, por lo que ya no nos damos cuenta que ocurre, asombrémonos por poder respirar, leer, comer, escuchar, por lo que hace mi familia, por lo que pasó ayer, por todo el misterio que nos queda por vivir, sorprendámonos por saber que existimos, por saber que moriremos, por conocernos, por emocionarnos, por enamorarnos, por llorar, por reír, maravillarse de ver como todos intentamos hacer algo por ser felices.
En fin esto del asombro no hay que perderlo, si por algún motivo lo perdemos, nuestra vida será aburrida, caeríamos en un sin sentido por eso asombrémonos de cada maravilla que ocurre en nuestras vidas...
 
Et nos cedamus amori Blogger Template by Ipietoon Blogger Template