22 junio 2011

¿Cual es el Huerto del Edén?



Entonces el Señor Dios tomó al hombre y lo puso en el huerto del Edén
para que lo cultivara y lo guardara.


Pero el hombre dejó de cultivarlo como el huerto que era
- lleno de belleza y biodiversidad -
lo convirtió en grandes extensiones de monocultivos,
arrasó los bosques para pastizales de muchos bovinos,
entubó riachuelos para sus “spa”,
convirtió las playas en “resorts” marinos,
aplanó montañas en busca de metales, piedras y cristales,
privatizó el paisaje y contaminó el aire, la tierra y el agua…
No lo cultivó como el huerto que era
- un regalo de Dios -
ni lo guardó, ni lo cuidó,
ni lo preservó para su deleite ni el de los demás,
lo hizo a su manera,
como esas cosas secas que comen mis nietos,
todo artificial, nada sustancial.
Pero Dios espera,
ahí está su regalo, sigue en nuestras manos,
y Él nos acompaña, se nos ha encarnado,
sigue a nuestro lado, viviendo en el huerto,
para restaurarlo con nuestro trabajo.

Entonces el Señor Dios tomó al hombre y lo puso en el huerto del Edén
para que lo cultivara y lo guardara…

Sandra Ramírez Soto
Heredia, Costa Rica

04 junio 2011

01 junio 2011